Humor y errores de traducción: Manuales anti-instrucciones

Traducciones
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

 

Hace años, un video de Berto Romero, en el programa televisivo de Andreu Buenafuente, se volvió viral. En esa recordada columna de humor, se analizó el texto del Manual de Uso de una sandwichera. El mismo, había sido claramente traducido sin la participación de profesionales. El resultado es sencillamente delirante. -Si no lo has visto aún es tiempo de hacerlo y disfrutarlo. Serán unos minutos bien invertidos-.

Video

 

En el manual se pueden leer, página tras página, textos que deberían indicar a los usuarios como usar el aparato electrónico y hacerlo de manera apropiada pero que solo constituyen un compendio de expresiones vagas y/o carentes de todo tipo de sentido hasta sacar más de una carcajada.

La falta de una traducción adecuada, lo vuelven un texto absurdo y sumamente gracioso aunque no sea esa su finalidad, sino todo lo contrario. Y es ahí donde el humor señala la gravedad de esa falta de profesionalismo en la confección del manual. Un error de traducción deja de ser ya una broma. La calidad de una traducción puede ser la línea que separe el correcto uso o instalación apropiada de un producto del fracaso.

El traductor tiene la tarea de entender que significa el término que se traduce para que el texto cumpla su objetivo. Un error puede hacer incurrir al usuario en un peligro para él o de mal funcionamiento para el producto adquirido. Y además, debe hacerlo en un lenguaje concreto, preciso, en un tono que no pierda rigurosidad técnica pero que sea comprensible para quién lo lea.

Esas instrucciones en el Manual de Uso de la sandwichera, en este caso, no son únicas. Para comprobarlo puede la lectora o el lector buscar algún manual técnico que tenga en su hogar y comprobarlo por sí mismo. O intentar comprender algunas de las siguientes recomendaciones de este manual de instalación de un aire acondicionado para el hogar, que seleccionamos para ustedes, y que no fue nada difícil de hallar. Dónde queda claro que es posible convertir un manual de instrucciones en un verdadero derrotero para la comprensión.

Aquí las más ilustrativas en un Manual de Instrucciones de un aire acondicionado:

En el Capítulo 7, titulado FENOMENO NORMAL se tranquiliza al usuario que escuche “el sonido de “sa sa”. Así que ya sabe…no se preocupe que el “sa sa” es un fenómeno normal.

En el Capítulo 5, en el apartado “Atención en ahorra la energía” una indicación para evitar “el indispuesto”. Un consejo valioso y “distindo”.


También en el Capítulo 5, en el apartado Limpieza, la o el usuario descubre que hay “sucios obstinados” pero que siempre podrán ser removidos con un “seco pañuelo tierno”. Y cómo indican las instrucciones no se le ocurra hacerlo con “una bola de red de hierro”.


Muy importante es que las instrucciones de Seguridad queden claras. Caso contrario usted podrá instalar este aire acondicionado en “lugares bombardeantes” y causar “no o mal funcionamiento”.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *